Como siempre, sorpresas en San Pedro

Diego Ortiz y Niobe Alonso son, junto los ganadores del M-15:  Carlos Pérez, en el mixto; e Inés Martín, en el femenino, los nuevos ganadores del Trofeo San Pedro Regalado de la esgrima vallisoletana.

La prueba, que no se celebró este año en su fecha tradicional por motivo de coincidencia de competiciones, se disputó finalmente a largo de la jornada del sábado 28 de mayo en la Sala de Esgrima del CPTD ‘Río Esgueva’ de Valladolid. El encuentro, organizado por la Delegación Vallisoletana de Esgrima con el apoyo de la Fundación Municipal de Deportes y la Juta de Castilla y León, se dividió este año en dos partes. Por la mañana tuvo lugar el torneo provincial M-15 para los M-12 de último año y los M-15 de primer y segundo año, incluido en el Trofeo de San Pedro Regalado; por la tarde, desde las 17.00 horas, el tradicional, abierto al resto de categorías.

La prueba de la mañana, que se dividió en categoría mixta de chicos y chicas, y categoría femenina, compartió las poules, por lo que chicos y chicas midieron sus espadas con igualdad. El sistema de poules con hándicap, que penaliza a los tiradores de diferente categoría y nivel con hasta 3 tocados de diferencia, trastocó a la mayoría de los tiradores en las poules, de 5 tocados. Sólo la tiradora del Dismeva Inés Martín, que partía con una penalización de 2, se proclamó vencedora de todos sus duelos. En los cruces de final, la penalización se doblaba, pero al ser combates a 15 tocados existía un mayor margen de remontada. En categoría femenina Inés Martín se impuso a su compañera del Dismeva Irene Losada, que partía con una penalización de dos tocados, 15 a 12. El bronce fue para Elisa Martínez. En la categoría mixta Inés Martín experimentó el desgaste de su brioso estilo de esgrima, y aún así, se colgó uno de los bronces, junto con Jaime de la Fuente, tras caer 15 a 14 ante el que sería el gran  ganador de la prueba, Carlos Pérez. La plata fue para Eduardo Alonso, que no logró superar a Carlos Pérez, y cayó 9 a 15, pese a su buen ánimo en la recta final.

Por la tarde, las poules fueron separadas para las categorías masculina y femenina y el sistema de hándicap continuó, pese al deseo de muchos. La prueba femenina se la llevó Niobe Alonso tras derrotar a su compañera del Dismeva Beatriz González 15 a 14 en una final muy disputada. Los bronces fueron para Carla Martínez e Isabel Torres. En las semifinales de espada masculina David Alarcia superaba en semifinales  a David Martín 15 a 9 y Diego Ortiz hacía lo propio con un agotado Alberto Ruiz 15 a 10. Repartidos los bronces entre los eliminados, la lucha por el oro, hándicap de por medio, entre el cadete Alarcia y absoluto Ortiz, se presagiaba reñida, y así fue. Ortiz se la llevo por un tocado de diferencia en la final, 15 a 14. Agotadas las energías y finalizado el Trofeo de San Pedro Regalado, los deportistas abandonaron las instalaciones a las 19.30 con el peso de las medallas o el hándicap de tener que esperar un año más para sufrir por ellas.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.