La Copa resultó vacía

No pudo ser y las del Dismeva en la Copa del Mundo de Burgos fueron incapaces de acercarse a los puestos de honor.

En concreto Macarena Centenera, que defendía el bronce de la última edición, no pudo competir en una mínimas condiciones físicas por una indisposición seria, que minó totalmente sus capacidades, haciendo que sólamente ganara un asalto en la poule (perdió 3 por la mínima) y se quedara fuera de los cruces, ante la desolación de todo el Dismeva.

La cara la dieron sus dos compañeras: Gracia Horno que consiguió 3 victorias en la poule y el nº 32 para los cruces, y Teresa Delgado que ganó 2 y conseguía el nº 37. En el asalto de 64, Gracia se enfrentó a la americana Abend ante la que perdió por 7 a 15 luchando hasta el final. La de cal la dio Teresa Delgado, que en 64, se enfrentaba a la holandesa Berends y que, en una espectacular remontada, pasó del 7–12 en contra a llevarse el asalto por 15 a 13. En el cruce de 32, la esperaba la americana Holmes ante la que hizo un buen asalto, pero terminó sucumbiendo por 10 a 15 finalizando en el puesto 31.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.