Sin suerte en Portugal

No hubo suerte para las tiradoras del Dismeva en Ponte de Sor y no pudieron acercarse a los puestos de honor, ni siquiera a los resultados del año anterior.

La prueba se presentaba con 55 tiradoras, pero con un aumento de nivel espectacular, que nunca se había visto antes: danesas, canadienses, griegas, italianas, inglesas, daban a la copa del Mundo una nueva dimensión.

Había que trabajar mucho y hacerlo muy bien para sacar algo positivo.

En la poule las cosas salieron mal para Alicia González con un fuerte proceso gripal y sólo pudo ganar un asalto que la dejaba fuera de los cruces. Las demás parecidos resultados, Gracia Horno con 2 asaltos ganados y 4 perdidos pasaba con el nº 38, Teresa Delgado con una poule difícil, sólo ganó dos asaltos y paso con el nº 34 y Andrea Martín fue la mejor con 4 asaltos ganados y 2 perdidos pasando al cuadro con el número 19.

En el cruce de 64 la mala suerte hizo que Gracia Horno tuviera que cruzarse con la burgalesa Cristina Sanz, con emoción hasta el último tocado, que se decantó para la burgalesa por 15 a 14. Gracia terminó en el puesto 38. Teresa Delgado también cayó ante la italiana Tuzzi de forma muy ajustada por 14 a 15 y terminó en el puesto 33.

Por su parte Andrea Martín estaba exenta del cruce de 64 y en 32 se encontró con la danesa Hjoerts que no le dio ninguna opción, y a pesar del buen trabajo de la del Dismeva, cayó finalmente por 9 a 15 terminando en el puesto 20.

Al final sólo una española siguió delante de la ronda de 32, la catalana Mónica Cid, que llegó a la final colgándose la plata.

Publicado en Noticias.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.