El DISMEVA, 10º de Europa

El equipo femenino absoluto del Dismeva Valladolid Club de Esgrima ha disputado el domingo 10 de abril la Copa de Europa de esgrima en Nápoles, Italia. El Dismeva, que ganó su plaza la temporada pasada al proclamarse campeón de España en la categoría absoluta de espada femenina, regresa hoy a Valladolid  tras medir sus fuerzas a los mejores clubes de Europa y obtener el 10º puesto de la prueba internacional en la que compitieron con clubes de Italia, Francia, Gran Bretaña, Rumania, República Checa, Finlandia, Letonia y Rusia.

El sorteo de las poules deparó que el Dismeva midiese sus fuerzas con el República Checa y uno de los ‘cocos’ de la esgrima europea, el Gruppo Sportivo Forestale italiano.

El primer combate comenzó bien para las espadas vallisoletanas del Dismeva. Macarena Centenera, recién llegada del Mundial Cadete y Junior de Jordania, Dóra Kiskapusi, con la batuta de líder, y Susana Blanco se baten con arrojo con el República Checa y se imponen 45-40. En el segundo enfrentamiento, en cambio, las del Dismeva, que trataron de hacer siempre frente al potente Forestale, no lograron coger el ritmo. Tras perder el primer asalto, las del Dismeva encadenan varias series de tocados en contra y caen 33 a 45, un resultado que minaba sus energías iniciales, pero que no era un malo ante un equipo italiano que partía como favorito, y que fue a la postre 3º en la clasificación final.

Las del Dismeva salían tocadas de las poules con el número 8 de la provisional, y la suerte, siempre caprichosa, hacía que se reencontrasen con el equipo checo, que había pasado como 9º, para volver a medir sus fuerzas. Esta vez, en cambio, las del Dismeva no eran las mismas. Afectadas aún por la derrota anterior, pierden 35 a 45 con las checas, que se quitaba así la espinita de haber comenzado la Copa de Europa con una derrota.

Tocaba luchar por los puestos del 9 al 12, no por el sueño de los primeros. Gracia Horno relevó a la espada a Macarena Centenera, para que ésta pudiese descansar. El cruce era esta vez contra  las finlandesas de Helsinki y con la certidumbre de que nadie cede ningún puesto en balde en las competiciones internacionales. Tras alguna alternativa en el marcador por parte de los dos equipos, las del Dismeva sacaron de sí mismas el resto y se impusieron 45 a 37, en un buen trabajo conjunto. Pero aguardaban las inglesas del London Thames Fencing, un club con 163 años, en el choque que repartiría la novena y décima plaza de la clasificación final, y esta vez no pudo ser. Las de Reino Unido hicieron valer su mayor experiencia internacional y mejor estado de forma para imponerse en el enfrentamiento. Un marcador de un 35 a 45 rubricaba el resultado final de un combate disputado con dignidad hasta el último asalto.

Diez puestos por debajo del gran sueño, pero en definitiva con la importante y necesaria experiencia vivida. Una página más, sin duda,  a guardar en la sección de internacional del Dismeva Valladolid Club de Esgrima. Un examen que el Dismeva desea volver a repetir los próximos años, seguro que con más experiencia y con la lección bien aprendida, para poder seguir escalando peldaños en las competiciones internacionales.

Publicado en Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.